Nació en Álamos, Sonora, en 12 de enero de 1854. Su segundo apelido fue Verdugo. Cuando tenía tres años se trasladó con sus padres a la Villa de Chínipas, Chihuahua. En 1873 volvió a la ciudad de Álamos en viaje de negocios, se quedó allí y figuró como director de los periódicos oposicionistas El Fantasma y La Voz de Álamos.
Tuvo una larga y controvertida carrera política: el gobernador Serna le encomendó la Secretaría General de Gobierno en abril de 1879. Apoyó el cambio de la capital del Estado de Ures a Hermosillo. Fue electo vicegobernador constitucional para el cuatrienio de 1887 a 1891. Fue electo gobernador constitucional de 1895 hasta 1899 en Sonora y nombrado vicepresidente de la república a principios de 1904 por el general Díaz. El gobierno de la república francesa lo nombró Comendador de la Legión de Honor.
Al mismo tiempo que se desarrolló en la política continuó trabajando con las letras enfocándose al periodismo y a la crónica. Entre sus trabajos se destaca la entrevista (la cual conserva un valor histórico) que le realizó al indio Cajeme, ya que el mismo Corral lo había apresado.
Exiliado por la Revolución Mexicana y enfermo de una afección cancerosa en la garganta viajó a París en compañía de Porfirio Díaz. El 10 de noviembre de 1912 falleció.
Ramón Corral