Qué placer y qué honor fue para mí traducir los poemas y algunos cuentos de aquel apasionado de la filosofía, aquel poeta y escritor que es Alejandro Espinosa.

Tiene muchas saetas en si Alejandro, no por nada obtuvo una mención de honor en el concurso Literario Lotería de Cuentos y el premio Gabriel García Márquez de la revista literaria La casa grande por La víspera de san Juan. Navega a sus anchas en un universo de suspenso también con La abuela inmortal que con Dos plumas. Poeta que no deja de seducirnos con su Corazón al trasluz. Su sensibilidad generosa de gran adolescente está presente en cada verso tal como su eterna juventud. Déjense llevar por aquel gran trovador, no se arrepentirán.

Desde 2005 supo encantar a su público y amigos con su talento de músico y poeta. Sigue así Alejandro, para mí siempre será un placer escucharte, compartir contigo aquella cultura latinoamericana que tanto aprecias y eventualmente traducirte.

Chantal Morre, traductora.

Palabras a la deriva – Alejandro Espinosa Camargo
Etiquetado en: