Nació el 22 de febrero de 1915 en Guaymas, Sonora, y murió el el 30 de noviembre de 1994 en la Ciudad de México. Su padre se llamó Adrián A. Valadés fue periodista. A los seis años de edad, Edmundo se mudó a la capital del país. Poco tiempo después entra a estudiar a la Secundaria #7 que estaba ubicada en el exconvento de San Pedro y San Pablo en medio de la ciudad de México. A partir de 1937 fue reportero, articulista, cronista y columnista. Primero se desempeñó durante muchos años como periodista en las revistas Floricel, Celuloide, Hoy y Así. Después ingresó al diario mexicano Novedades del que fue reportero, editorialista y director editorial. Al mismo tiempo publicó columnas de crítica literaria en los diarios El Día, Excélsior y Uno más uno. En el gobierno federal desempeñó el cargo de subjefe de la oficina de prensa de la presidencia de México durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines.
También fue un importante colaborador y profesor del Centro Mexicano de Escritores así como presidente de la Asociación de Periodistas Cinematográficos de México de la Asociación de Escritores de México. En 1939 fundó, junto con su amigo Horacio Quiñones, la revista de imaginación El cuento, que en esa primera etapa editó sólo cinco números. En 1964 empieza una segunda etapa de esta famosa revista que en noviembre de 1988 llegó al número 100, y que rebasó los 110 números a la muerte de Valadés.

Publicó 34 cuentos en tres libros: La muerte tiene permiso (FCE, 1955), Las realidades funestas (Joaquín Mortiz, 1966) y Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita (Océano, 1986). Antologó El Libro de la Imaginación, 3 tomos de Cuentos Mexicanos Inolvidables y los 5 volúmenes de Los Cuentos del Cuento (Los Tiernos Infantes Terribles, La Picardía Amorosa, Ingenios del Humorismo, Amor, Amor y más Amor, y Los infiernos terrestres).

Recibió las siguientes distinciones: la medalla Nezahualcóyotl otorgada por la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), el Premio Nacional de Periodismo en 1981 por su trabajo en la revista El Cuento y en 1983 el Premio Rosario Castellanos que otorga el Club de Periodistas de México.

Edmundo Valadés