En el presente ensayo, la autora expone de manera breve, con hondura, madurez y sensibilidad una interpretación personal sobre el tema, y otorga al lector las herramientas necesarias para que conozca el origen y análisis de su trabajo.

Crea también un interés en quienes ya leyeron las obras de Guzmán y Azuela para volver a sumergirse en sus páginas y captar el mensaje en cada una de ellas. Ya lo dijo el escritor Rafael Ramírez Heredia, “en México son pocos los que escriben ensayos, y son menos las mujeres que lo hacen”. Vaya pues nuestro reconocimiento para esta joven quien inició su trabajo de investigación en las aulas de la Universidad de Sonora. Un ensayo que hoy tenemos el placer de leer como una aportación más a nuestra cultura general.

Aleyda Gutiérrez Guerrero
Periodista

De los de abajo a la sombra del caudillo – Hilda Soto Aguilar