Sinopsis

Los cuentos de Carne tan frágil no se sitúan en el umbral de un posible universo fantasma para captar sus señales intermitentes y esquivas. No: los textos han cruzado la frontera ya, y desde ultratumba ofrecen el testimonio de unas existencias errantes que remolcan como una condena los dramas cocinados en vida. El terror, pues, no lo suscita la presencia de un ente ominoso que arrastra una cadena o uno que se regocija descorriendo la sábana de los que duermen, sino la proclamación de que las desdichas no finalizan cuando expira la carne. Ocupantes de una vieja casona bostoniana, de las arterias en código binario de Twitter o de una fosa clandestina, los espectros de Miguel Ángel Aispuro Ramírez susurran una advertencia: además de que la muerte inaugura una segunda existencia, tan anodina o penosa como pudo ser la primera, la finitud humana deja de suponer una promesa de fuga.

Carne tan frágil – Miguel Ángel Aispuro
Etiquetado en: