Y en el corazón del poemario el autor nos conduce por el atajo hacia sus filias cinematográficas. Qué manera de romperle los dientes a quienes necios, nos hubimos cerrado a la inteligente belleza de lo macabro, de lo sórdido o del kitsch.

Leonardo Varela confirma con esta obra en la que con desenfadada seguridad innova y propone, la madurez de su poética y su lugar como uno de los más lúcidos (y lúdicos) poetas mexicanos. Estos resplandecientes poemas de oscuridad así lo muestran.

Atajos para evitar la línea recta – Leonardo Varela
Etiquetado en: